Como ser un buen capitán de un equipo de Golf

 

Equipo europeo Ryder Cup_jpg

Ser capitán de un equipo de golf no es tarea fácil, por mucho que lo pueda parecer. No lo digo sólo por artículos que he leído, si no porque lo conozco de buena mano.


El capitán está tanto en los buenos momentos como en los malos y es en estos donde más hincapié se tiene que hacer, además de alguna forma puede tener funciones fuera de la actividad deportiva. Uno de los principales papales que tiene el capitán del equipo es la motivación y como sabréis que el golf frustra muchas veces, en el caso de los niños puede ser peor ya que se queman demasiado y el capitán debe estar siempre dando confianza a sus jugadores y ayudándoles en lo todo lo que pueda. Creo sinceramente que la mejor manera de ser un buen capitán es haber pasado previamente por un equipo liderado por alguien, aprender y dar lo mejor de sí mismo.

Jose Maria Olazabal, capitan europeo de la Ryder Cup 2012


Tener en cuenta que en la mayor parte de los casos, somos rivales en el campo ya que estamos acostumbrados a jugar de manera individual, pero cuando se trata de un equipo simplemente somos uno, se puede perder pero no se puede decir que se ha perdido por culpa de alguien, el capitán no lo podrá permitir ya que es posible que esté quemando a un miembro del equipo.

Lo más complicado en el golf, es hacer los partidos, pensar en qué equipo tendrá el contrario y sacar la mejor artillería que se tenga en el equipo para ir a por todas.

Os cuento una anécdota que me paso hace algún tiempo con un miembro del equipo, os pongo en situación: una bola que reposa en la calle, pero no le da tiempo a levantar ya que tiene un árbol, la única solución era tirar por bajo es en ese momento donde el hermano de este miembro le explicaba cómo tenía que dar un golpe por bajo, que si al pie derecho, subir menos…, después de una clase magistral la bola no llego muy lejos ¡hundió la bola en el suelo!. En aquel momento lo más normal es que se enfadara, podría haber tirado los palos al suelo y poco menos que podría haber matado a su hermano, pero cuando me miró las dos rompimos a reír, 9 hoyos más tardes ganó el partido. Esto es lo que un capitán debe de conseguir.

Desde el conocimiento os digo, que ser capitán de un equipo es una oportunidad de aprendizaje continuo, en mi caso tanto por los niños como por los padres, es satisfacción y orgullo formar parte de un equipo y mucho más cuando se cumplen los objetivos que tiene el equipo.

Fuente: Patricia de Benito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *